LA IMPORTANCIA DEL COLOR EN EL VISUAL MERCHANDISING

Como bien lo comentamos en nuestro artículo anterior, en el Visual Merchandising no solo es importante la distribución de nuestra exhibición en el escaparate o en el interior de la tienda, también influye mucho la implementación de colores debido a que se convierte en un elemento esencial para darle dramatismo.


Una de las asociaciones más típicas que le hacemos a un color en un escaparate es la proximidad de una festividad, por ejemplo: Para el día de San Valentín los colores más comunes son el rojo, rosa y blanco, mientras que para Navidad se utilizan mucho los tonos en blanco, dorado, plateado, verde y rojo.


Sin embargo, también tenemos debemos de cuidar una adecuada implementación de colores fuera de estas festividades.


Se debe de comenzar por ser analizar el mensaje que deseamos transmitir, para después buscar la combinación adecuada alternando colores hasta conseguir el efecto deseado. Es importante recordar que no debemos caer en el exceso, recuerda que mientras más sutil sea nuestra gama de colores, es más fácil dar un mensaje claro, sin palabras y casi instantáneo.


Si sabemos las implicaciones que tiene cada color, podremos captar la pronta atención de nuestro consumidor, a continuación te presentamos una pequeña guía que te ayudará a tomar la decisión adecuada:


Amarillos y verdes amarillentos:

El amarillo es el color ideal para ambientes con poca luz porque aportan claridad. Es un color cálido recomendado para espacios en los que se desee favorecer la comunicación, Los verdes amarillentos, son colores cítricos que aportan vitalidad y alegría a los ambientes.


Azules y verdes:

Pertenecen a la clasificación de colores fríos. El azul es el color mas frío de todos, expresa quietud y reposo, es característico de las habitaciones decoradas con un estilo marino.


Por su parte, el verde es un color que expre